OWNING OUR FAITH – LGTB CATHOLICS – GAYS LESBIANAS BISEXUALES Y TRANSEXUALES CATÓLICOS

miércoles, 8 julio, 2015

Fascinante testimonio de aquellos que son hijos e hijas de Dios, que quieren seguir siéndolo porque por Él fueron creados. Y en su iglesia desean ser comunidad. 
Es un vídeo emocionante y realista que muestra hasta donde un cristiano es capaz de poner limite a la aceptación fraterna, o NO poner límites que es mejor.
Dura unos quince minutos, pero es de mucho valor el testimonio. Gracias al hermano que nos lo hizo llegar.

web del sitio: http://www.owningourfaith.com/


MANIFIESTO CRISTIANOS LGBTI – ORGULLO DE ANDALUCÍA 2015

martes, 30 junio, 2015

IMG-20150617-WA0004Queremos reivindicar con alegría y con fe que somos LGBTi’s seguidorxs de Jesús. Que somos en plenitud, que creemos en un Dios que sabemos que nos ama, que estamos llamadxs a anunciar un Evangelio inclusivo y a construir una Iglesia que sea de todos y de todas. Salimos a la calle para que s e nos vea, para compartir la fiesta de la diversidad y del respeto a todxs los seres humanos sea cual sea su orientación o creencia. Y lo hacemos pidiendo respeto, reconocimiento y dignidad, huyendo de la lástima y de la culpa. Queremos una sociedad que reconozca nuestros derechos y unas Iglesias que dejen de condenar y sean auténticas seguidoras de la Buena Noticia que anuncian. Queremos ser parte de una sociedad civil y de una Iglesia que se fundamenten en los Derechos Humanos como proyecto común y viable para todos y todas.

A la luz del Evangelio y en base a las palabras y hechos de Jesucristo, reclamamos:

  1. Igualdad real de mujeres y hombres en la Iglesia Católica.
  2. Que el estado del Vaticano firme la Declaración de los Derechos Humanos.
  3. Que Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales sean acogidos dentro de las diferentes Iglesias Cristianas como miembros de pleno derecho.
  4. Reconocimiento de la existencia de diversidad de orientación sexual e identidad de género de la humanidad por parte de las jerarquías cristianas. Gran parte de sus bases ya lo reconocen.
  5. Rechazo frontal a los actos de violencia a Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales por razones religiosas, así como a su asentamiento por parte de declaraciones claramente LGTBBi-fobas y discriminatorias
  6. Nuestra más firme condena a los Estados del mundo que por su sometimiento a las normas religiosas o culturales condenan a muerte, cárcel, y otras penas a Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales.

Y pretendemos:

  1. Hacernos visibles a los ojos de la sociedad, especialmente de las Iglesias como del conjunto de LGBTi como personas con una vivencia en plenitud tanto de nuestra fe como de nuestra orientación sexual e i identidad de género.
  2. Mandar el mensaje a la sociedad de que, a pesar de nuestra jerarquía, ser católico/a no implica el rechazo a la diversidad sexual de la humanidad.
  3. Mandar un mensaje a la Iglesia Católica en su conjunto de querer caminar juntos por la senda de Jesús con base en el amor y el respeto.

Lo que no se ve, no existe. Sal a la calle y hazte ver.

Cristian@s LGBTi

Sevilla, 27 de junio de 2015


El año de la Fe, el año de tú Fe.

miércoles, 13 febrero, 2013

Se abre un camino, un camino que para mucho pasará desapercibido. Como todas las palabras, que para muchos, son palabras vacías de una Iglesia rancia y antigua.

Me encantaría, nos encantaría, a todos los del grupo MAR poder hablar a todos, que la verdadera iglesia. Aquello que la compone, no son las aburridas clases que hemos podido recibir cuando éramos pequeños en el colegio. Ni mucho menos iglesia es alguien diciendo qué está mal y qué es una condena. Iglesia somos todos.

Eres tú leyendo ésta página que has podido encontrar por y para la casualidad de la red de redes. Soy yo el que lo escribe e intenta, razonar contigo de algún modo Teclado-Pantalla-Lector; pero siempre con el corazón en cada palpitar de las teclas.

Yo hasta hacer muy poco tiempo, aunque la cuestión del tiempo es otro tema muy relativo, he sido una persona sin fe. Que creía porque no me quedaba más remedio que creer, pero que ni sentía ni me compadecía. Alguien que veía las iglesias como viejos muros levantados desde el rencor. Algo acentuado desde la posición de ser una persona abiertamente homosexual, pero persona ante todo. La perpetua condena de mi ser por lo que soy, no hacía otra cosa que alejarme de aquella única y verdadera realidad. La FE.

¿Pero qué es la FE?

Todos pensarán que es sólo la convicción de unas viejas palabras de un viejo libro, dichas desde el altar de un viejo templo por, bastante probable, un viejo sacerdote. Pero yo, con la treintena acercándose a mis espaldas, con la juventud aflorada en mí, os digo que no.

La Fe es una continua búsqueda, un camino, una vida. Es vivir por y para desarrollar el alma. Aquel trozo de nuestro ser que a veces, muchas, olvidamos. El alma que a veces se nos sale por la boca en cada emoción. Y que al entrar en un templo sentimos una extraña pero familiar sensación de paz, de estar en nuestro hogar.

 ¿Qué es para ti la FE?

Quizás deberías sentarte un día o una noche en tu cama. Parar un momento del frenético y constante vorágine de una estresante vida y tocarte el pecho. Sentir el alma y buscar en tu interior, la llama cálida y brillante de la FE.


A %d blogueros les gusta esto: